Baños de bosque urbanos

Ana V. Morales
De la cultura japonesa tenemos mucho que aprender y si hay algo que es muy beneficioso y podemos copiar, es la relación que ellos tienen con la naturaleza.

Vivir en ciudades donde abunda el cemento y edificios es impensado casi mencionar los baños de bosque. Pero para los que gustan de la naturaleza o quieren acercarse a ella y no saben cómo sortear ese inconveniente, veremos cómo es posible realizarlos, de todas maneras, más al estilo urbano.

Baños de bosque urbanos
En japón en 1982 la agencia forestal lanza un programa llamado shinrin-yoku, término japonés que significa baños de bosque, esta práctica en la cual se estimulan los sentidos al estar en contacto con la naturaleza, lo que permite mejorar la salud como también cultivar la calma y la sensación de felicidad.

El Dr. Qing-Li investigador de la Facultad de Medicina de Tokio y pionero en el estudio de los beneficios que tiene para la salud algo tan sencillo como darse un baño de bosque. En su libro El Poder del Bosque, comparte sus estudios y reflexiones al respecto.

En su libro el autor destaca los beneficios que reporta esta práctica;

• Reduce la presión arterial

• Reduce el estrés

• Recarga energía

• Disminuir la depresión

• Fortalecimiento del sistema inmunológico, al aumentar el recuento de células NK (natural killer, células que forman parte de la primera línea de defensa frente a un amplio rango de patógenos)

Dado los beneficios que supone esta práctica ¡llegó a la ciudad!, para ello partamos por comprender cómo se podría hacer

¿Qué son los baños de bosque urbanos?


Los baños de bosque urbanos, también conocidos como "shinrin-yoku" en japonés, se han convertido en una práctica popular para reducir el estrés y mejorar el bienestar en entornos urbanos. Aunque la idea originalmente se refiere a sumergirse en la naturaleza del bosque, la versión urbana adapta estos principios a entornos citadinos con espacios verdes y áreas arboladas.

Se pueden realizar en cualquier estación del año, pero en verano puede ser más recomendable partir, ya que el clima invita a permanecer al aire libre.

¿Cómo se pueden realizar?



Baños de bosque urbanos
• Encontrar un lugar exterior, puede ser en el patio de casa, plaza, parque. Luego sacarte los zapatos.

• Estar descalzos en el pasto, más allá de la comodidad que implica caminar sin zapatos, con esa acción recibimos los electrones de la tierra.

• Desconecta cualquier dispositivo.

• Concéntrate en las sensaciones al sentir el apoyo de tus pies con la tierra, al sentir el viento en la cara, observa con mente de principiante árboles, plantas, rosas, etc.

• Pueden ser 20 minutos al día, lo puedes adaptar a tus tiempos. Puede ser una, dos, tres veces por semana.

Los baños de bosque urbanos y la conexión con la naturaleza en entornos urbanos han demostrado diversos beneficios para la salud mental y física. Aquí algunos de ellos:

Mejora del estado de ánimo: Estar en contacto con la naturaleza se ha relacionado con mejoras en el estado de ánimo y la reducción de los síntomas de depresión. La combinación de luz natural, aire fresco y la belleza de los entornos naturales contribuye a un aumento general en el bienestar emocional.

Mejora de la concentración y la creatividad: La atención plena durante los baños de bosque urbanos puede ayudar a mejorar la concentración y la creatividad. La pausa mental y la desconexión del estrés diario permiten que la mente se relaje y se enfoque mejor en las tareas.

Reducción de la fatiga mental: La naturaleza tiene un efecto restaurador en la fatiga mental. Los baños de bosque urbanos ofrecen una oportunidad para descansar la mente, reducir la fatiga y aumentar los niveles de energía.

Existen estudios que sugieren que la exposición a la naturaleza puede fortalecer el sistema inmunológico. Respirar aire fresco y disfrutar de entornos verdes podría tener un impacto positivo en la salud física.

Mejora del sueño: La conexión con la naturaleza, especialmente la exposición a la luz natural durante el día, puede regular los ritmos circadianos y mejorar la calidad del sueño. Los baños de bosque urbanos pueden contribuir a un mejor descanso nocturno.

Aumento de la felicidad general: La conexión con la naturaleza se asocia con un mayor sentimiento de felicidad y satisfacción con la vida. Experimentar la belleza natural, incluso en entornos urbanos, puede generar emociones positivas.

Fomento de la actividad física: Los baños de bosque urbanos suelen implicar caminar de manera tranquila y consciente. Esta actividad física suave contribuye a la salud cardiovascular y a la reducción del sedentarismo.

Es importante destacar que los beneficios pueden variar según la persona y la intensidad de la conexión con la naturaleza. Incorporar pequeñas pausas en la naturaleza, incluso en ambientes urbanos, puede tener un impacto positivo en el bienestar general.